Las abarcas y los blogueros

http://menrecordo.blogspot.com/2010/06/nuria-iceta.htmlLa intención de este artículo es reunir en nuestra web algunas referencias que en el extenso mundo de los blogs se hacen sobre el calzado típico menorquín, intentando huir aquí de aquellas referencias relacionadas con  la Moda, la industria o el turismo, que ya tienen o tendrán su espacio en esta web. Nos interesa dar mayor publicidad a aquellos blogueros que han o están disfrutado de unas abarcas, o aquellos otros a los que las abarcas les evocan recuerdos, personas queridas, lugares entrañables o sensaciones o sentimientos muy personales.

Nuria Iceta al Blog http://menrecordo.blogspot.com.es en fecha junio de 2010 publica su particular Me’n recordo lleno de referencias a sus vacaciones infantiles en Menorca dejándonos además un estimable testimonio de como en Can Servera tomaban las medidas para fabricar sus míticas abarcas a medida:

«Recordo les meves primeres avarques a mida, de Can Servera, i el dibuix del peu fet amb paper de seda i boli bic. I recordo haver vist, anys després, en Carmelo Servera a la processó de l’encontre d’Es Mercadal.»

 

En el estupendo blog https://nonperfect.com de By Pils se puede acceder a un ilustrativo y simpático articulo sobre las abarcas menorquinas publicado en julio de 2015  del que destacaría sus menciones a la autenticidad de la abarca fabricada en la propia isla de Menorca, a su durabilidad y creo que al hablar de la mejora que este calzado sufre  con el tiempo de uso no hace más que alagar los buenos materiales incorporados y el buen hacer de las manos artesanas que las producen.

«Y así, con las abarcas domadas, mis pies están preparados para vivir las aventuras que el verano me depare….»

 

 En el blog de Nisi, Terra incógnita  http://nisi501.blogspot.com.es/  hemos encontrado otro simpático artículo en el que las abarcas son el hilo conductor entre dos momentos distantes en el tiempo , los días lluviosos de finales de verano de 2015 en Mallorca y los mismos días pero en otra época de su vida en la isla de Creta. Las abarcas son las mismas.  Para cualquier fabricante menorquín de abarcas, orgullosos de la calidad de su producto, seguro que es un honor conocer que su producto permanece en los armarios de sus clientes por periodos largos de tiempo como en este caso.

 
«Siete años han pasado entre ambas fotos. Siete.  Ostras, sí que me duran las abarcas.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba